Innovación corporativa

La innovación es un concepto que se relaciona con la capacidad que tiene una organización para cambiar sus productos, procesos o modelos de negocio. La innovación se puede definir como todo aquel “cambio que genera valor”. Las organizaciones están en una búsqueda continua para incrementar su aportación a clientes, empleados, accionistas y a la sociedad en general.

Nadie, hoy en día, pone en duda la necesidad de que las organizaciones innoven y de que esta sea la forma de satisfacer a unos mercados cambiantes, exigentes e imprevisibles. Ya no es suficiente la mejora continua, las organizaciones deben asumir cambios continuos y en ocasiones vivir transformaciones profundas de lo que hacen, de sus productos y tecnologías y principalmente de las formas en las que aportan valor.

Tradicionalmente, la innovación se vincula a la tecnología, a través de la cual la empresa gana eficiencia, genera nuevos productos y procesos o nuevos modelos de negocio que transforman los mercados. Más allá de la tecnología, la innovación no puede obviar a las personas. Las organizaciones no cambian, sino que las personas que las conforman. Por ello, los planes de innovación en las organizaciones pasan por el cambio personal y de la cultura de la organización. No hay verdadera innovación si las organizaciones cambian solo su estructura, deben cambiar su alma, entonces es cuando surgirá un cambio profundo y transformador.