Cultiva una mentalidad de crecimiento

¿Qué actitud tienes ante los retos? ¿Cómo reaccionas cuando encuentras dificultades? Carol Dweck investigó la respuesta que tenían los estudiantes frente al fracaso, observando que mientras unos se sobreponían a las dificultades, a otros les afectaban negativamente e influía en su desempeño. Dweck acuñó los términos “Mentalidad fija” (Fix Mindset) y “Mentalidad de crecimiento” (Growth Mindset) para referirse a ambas actitudes. La profesora Dweck publicó estas investigaciones en su conocido libro “Mindset: la actitud del éxito”

La mentalidad de crecimiento parte de la creencia de que podemos mejorar nuestra inteligencia. Para las personas con esta mentalidad, el aprendizaje se convierte en un objetivo y piensan que el esfuerzo les fortalece. Todo ello los lleva a invertir tiempo y dedicación para conseguir resultados superiores. La propia autora en un artículo en Harvard Business Review –What Having a “Growth Mindset” Actually Means-, afirma que:

aquellos que tienen una mente de crecimiento “creen que su talento puede ser desarrollado (a través del trabajo duro, buenas estrategias y los inputs de otros)” Por el contrario, aquellos con una “mentalidad fija” piensan que sus talentos son innatos y no pueden ser desarrollados.

Carl Dweck

¿Qué actitudes tienen las personas con mentalidad de crecimiento?

Afrontan los retos. Frente a las mentalidades fijas que los evitan, las mentalidades de crecimiento asumen los retos bajo la premisa que podrán aprender lo necesario para salir airosos. El reto es sinónimo de crecimiento y aprendizaje. Las personas que declaran “esto es imposible” lo hacen desde una mentalidad fija, frente al “no sé” que nos abre las posibilidades de aprendizaje. Prueba esta pregunta ¿qué necesito a aprender para afrontar con éxito esta situación?

Persisten ante las dificultades. La persistencia, es una de las actitudes más valoradas. En un post anterior hablábamos de la importancia de dar el tiempo suficiente para que las nuevas conductas y hábitos se asienten y den resultados. Hay autores como Angela Duckworth que han investigado la tenacidad (Grit) como factor determinante del éxito por encima del talento. 

Ven el esfuerzo como parte del aprendizaje. El esfuerzo permite centrarnos en los procesos que podemos poner en marcha para alcanzar nuestros objetivos, no solo en unas supuestas habilidades innatas que tenemos o no tenemos. Prueba esta pregunta ¿qué habilidades necesitas desarrollar?

Ven las críticas como información que les permite mejorar. Las críticas que recibimos son un input para la mejora. Las mentalidades de crecimiento usan las críticas como energía para el aprendizaje. Por mi propia experiencia, estamos muy poco habituados a dar y recibir feedback orientado al aprendizaje. Prueba esta pregunta ¿qué vas a hacer de forma diferente la próxima vez?

Observan el éxito de otros como una inspiración. Las personas con una mentalidad de crecimiento encuentran inspiración en el éxito de otros, formas de aprender y de afrontar nuevos retos.

¿Qué repercusiones tiene esto para el mundo de la educación o de la empresa? Todos aquellos que trabajamos en el desarrollo personal, académico o profesional de otras personas, tenemos que ser capaces de acompañar en la transformación hacia mentalidades de crecimiento, capaces de afrontar nuevos retos, aprender y crecer. Eso sí, sin olvidar el bienestar, la felicidad y el autocuidado 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s